RSS

jueves, diciembre 15

Las oportunidades son calvas...

Siempre nos hemos reido mi hermana y yo, de algunas escenas de telenovelas, donde siempre hay un momento donde un personaje va a decir algo importante (como hacer una confesión de algo) y entra alguien e interrumpe el momento y luego jamás hay tiempo para aclarar las cosas y se enreda la trama. Y siempre hablamos ella y yo de que si fuéramos nosotras las escritoras de dichas historias la acabaríamos rápido porque no tenemos paciencia para complicaciones.
Sin embargo ahora entiendo que hay momentos que tienen su lugar en el espacio y el destino. Momentos que pasan y que luego que pasan nos damos cuenta que era nuestra única oportunidad. Y a pesar de que en algún momento volveremos a ver tal o cual persona, lo que pudo pasar y no paso se queda suspendido, y a veces atormenta. Puesto que ya pasado el trance de ese instante vuelve la cordura y las palabras se niegan a escapar de nuestros labios porque saben no serán recibidas de la misma forma.

Y luego pasa el tiempo y todo vuelve a su cauce. Hasta que aparece otro momento de esos que te roban el aliento. Que hacemos? Ni hablar, si la vida te pone eso en frente otra vez... Grab it! Y no seas P..! Lol.....

Enviado desde mi dispositivo BlackBerry® de Claro Dominicana