RSS

viernes, octubre 2

Hazlo bien!

Nadie es perfecto... Como persona tenemos miles de defectos que nos lo impiden,  sin embargo en las cosas que hacemos, sí podemos ser perfectos. 

En mi adolescencia tuve un profesor cuya charla motivacional para mis compañeros y yo era la siguiente: "Lo que vayan a hacer en el futuro háganlo bien. A lo que sea que se dediquen háganlo bien, excelente." y esto último -off the record-  "Aun si van a ser unas prostitutas y chulos háganlo tan bien, que sean los mejores en eso, que tengan fama por eso. Porque es la única satisfacción que tenemos."

Sabemos que somos imperfectos, pero tratar de ser perfectos en aquellas cosas de las que tenemos control no es un crimen.  El 99% por cierto de los problemas de las personas es que no aspiran a hacer las cosas bien, por comodidad, por mediocridad. El 1% se debe a situaciones adversas de las cuales no tenemos control (chance, suerte, destino o como le quieran llamar).

Que sería de nosotros si todas las fábricas y comercios del mundo no tuvieran un control de calidad? Hay algunas más que otras, pero gracias a Dios por esas que si quieren ofrecer un producto mejorado, que aporte, que influya.

SEA LO QUE SEA A LO QUE SE DEDIQUE,  HÁGALO BIEN, AUN CUANDO NO LE PAGUEN LO SUFICIENTE POR ESO. PORQUE ESE ES SU LEGADO.

domingo, septiembre 6

A ciegas...

Cada quien libra sus batallas de acuerdo a lo que tiene, de acuerdo a lo que es. Algunos nos encerramos y actuamos de manera inadvertida y otros gritamos a los cuatro vientos las penurias por las que estamos pasando. En tal sentido, sería insensible de mi parte, el pretender que aquel que pregona sus miserias lo hace porque busca llamar la atención, así como también lo sería el asumir que aquel que siempre muestra su mejor cara, es porque carece de problemas. 


En no juzgar esta la clave para una perfecta armonía.  Yo no se tus verdaderas razones pero tu tampoco sabes las mías. Asumir por otro denota falta de conocimiento de la vida misma, y pretender que otros estén pendientes de nosotros, cierto dejo de egoísmo. 


Vivamos cada quien lo que nos toca. Amemos a los que tenemos alrededor. Seamos responsables de nuestras propias vidas y demos lo mejor que podamos dar. Porque esta vida es prestada y somos ignorantes de la verdad y hasta nuestro destino final. No pretendamos que el mundo gire a nuestro alrededor, no somos el centro del universo. Sólo somos un ínfima parte del todo. Y lo que realmente importa y que realmente necesitamos -aunque suene a cliché- es el AMOR.

martes, septiembre 1

#buenosdias #felizmartes


via Instagram http://ift.tt/1Fg4a9n

martes, agosto 25

#felizlunes


via Instagram http://ift.tt/1MRcjJi

martes, agosto 18

Amigos

Si los amigos fueran postalitas coleccionables, yo tendría:
1. Una edición única en una urna de cristal en Hall de la fama. -Intocable!
2. Unas edición limitada, viejas y desgastadas, que da pena tirar porque fue de las primeras pero el tiempo le ha restado valor.
3. Unas viejas, todavía en buen estado, de gran valor -Las saco de vez en cuando al aire para que no les caiga moho.
4. Unas viejas, repetidas, pero que están ahí por si en alguna ocasión alguien quiere hacer un trueque. -No tienen mucho valor sentimental pero sirven para algo.
5. Unas nuevas aún en su empaque. No se pueden manosear porque no se sabe de qué material están hechas y tengo miedo de que se echen a perder.
6. Unas no tan viejas, ni tan nuevas.  Diseño único, muy coloridas. No se les da uso porque no se como tratarlas. Pero quedan bien en el tablero.
Y así podría enumerar muchos mas, pero con esos son los que cuento. Seis tipos de relaciones, algunas buenas, algunas no tanto... Pero al fin y al cabo son los que tengo!


martes, mayo 26

No hay palabras

Es difícil encontrar las palabras precisas para algunos momentos de nuestras vidas. En ocasiones sobran, en otras faltan. Lo único exacto es la incapacidad de poner un nombre a lo que estamos sintiendo. 

Cuando alguien querido se va de nuestro lado físicamente, es un proceso incomprendido. Nuestra mente no asimila, no cree, no lo maneja. Es como si viviéramos en una dimensión alterna donde no sabemos si es la realidad o si es un sueño/pesadilla.
Hace ya un mes y medio de la partida de mi mejor amiga, mi confidente, mi cómplice,  mi hermana de otra madre. Y por ratos no se ni lo que estoy sintiendo.
 
Los primeros días, no podía ni respirar, lloraba todo el tiempo, y ahora, ya no lloro, sin embargo esa falta de lágrimas en mis ojos hace que aflore otros sentimientos. Tales como culpa, por no llorarla, por no haber hecho más, por haber perdido el tiempo en otras cosas, por no haber cristalizado nuestros sueños, por no estar con su familia ahora (por estar en otras cosas), a veces rabia, a veces miedo.

Pero sobre todo no puedo creer que esto está pasando. Cuando estudiábamos en el colegio, cuando estuvimos en la universidad, cuando planeamos que nuestros primeros hijos fueran de la misma edad, cuando soñábamos con nuestro negoció juntas. Cuando bromeábamos acerca de que seríamos dos viejas locas de atar. Cuando? Cuando? Cuando se nos ocurrió pensar que una de nosotras se iría primero? Nunca! Eso nunca nos pasó por la mente. Fatalidad de la vida que nos hace mala jugada. 

A veces olvido que ya no está y pienso hablarle sobre algo que he visto por ahí, o algo que ha llegado a mi mente. Es difícil esta situación, y a veces siento que no siento.  Solo se que ya nada será igual...

viernes, mayo 15

Responsabilidad...